Así avanza la recuperación del Sendero Ecológico Santa Mónica

Actualmente, la Asociación los Amigos del Páramo de Sonsón y la Junta de Acción Comunal de la vereda Santa Mónica, vienen ejecutando un convenio interadministrativo entre la Alcaldía de Sonsón y Cornare para la recuperación del Sendero Ecológico Santa Mónica.

Este proyecto es por 36 millones de pesos y tiene una duración de 6 meses. El objetivo es posicionar el Sendero Santa Mónica como escenario de desarrollo ambiental, patrimonial, recreativo, educativo y de turismo responsable para los sonsoneños y visitantes.

En cuanto al trabajo de restauración del puente y dada su importancia por ser un camino patrimonial que conectaba a Sonsón con el centro del país, Sebastián Román, líder ambiental de la Asociación Ambiental los Amigos del Páramo de Sonsón, expresó que «consiste en una restauración del techo con tejas antiguas, reparación de algunas tablas deterioradas y otras faltantes, pintura con un barniz transparente para protegerlo de la humedad y también recuperación del sendero en piedra que lo despejamos de todo el barro y el pasto que tenía encima y estamos pegando la piedra con cemento, volviéndolo a poner como era originalmente», explicó

Además, por la perdida del sendero antes de la cascada y luego de realizar un diagnóstico del estado actual y la georreferenciación de los puntos y pasos de difícil acceso o inseguridad al caminar, se decidió trazar la ecoruta por la carretera.

Adicionalmente, se instalarán barandas de seguridad y señaléticas en los siguientes puntos: cementerio; comenzando el camino de piedra; en el Puente Santa Mónica; en el puente de la carretera; primera curva después del puente; donde comienza el socavón (antiguo camino de arrieros); donde termina el socavón sobre la carretera; caseta de tanque enfriador de leche; segundo puente de concreto y que baja a la cascada; y en la entrada a la cascada.

También, por la pérdida de cobertura vegetal y de materia orgánica a causa de las malas prácticas agropecuarias en la zona, se realizó la siembra de 550 árboles y frutales silvestres. Se realizó un inventario de flora y fauna, 15 talleres ambientales con los estudiantes de los centros educativos rurales y 16 recorridos de guianza ecoturística.

Todas estas acciones tienen el objetivo de mejorar de manera integral las condiciones ambientales y ecosistémicas en el sendero Santa Mónica. Intervenir el sendero a través de acciones preventivas, correctivas y diagnósticas e incrementar la conciencia ambiental en la comunidad local y turistas que visitan el sendero ecoturístico Santa Mónica.

Historia del camino y Puente Santa Mónica

Este camino, que era utilizado antiguamente por los indígenas, comunicaba a Sonsón con Honda. Según el historiador Jaime Alberto López Bonilla, «posteriormente fue utilizado por los españoles y luego, con la fundación de Sonsón, se amplió, se mejoró y se construyó el puente de Santa Mónica, a principios del siglo XIX, y se terminó en 1821»,

Se conoció con varios nombres, el «Puente de los Arrieros» o el camino y el «Puente de la Concesión Villegas».

«Este puente es un paraje muy hermoso que incluso en uno de sus viajes el escritor Jorge Isaac, el mismo que escribió La María, llegó a él y lo vio tan bonito, tan florido que lo decidió bautizar con dos nombres: el «Puente de los Rosales» y el «Puente de los Girasoles», agregó el historiados López Bonilla.