Cornare continúa trabajando en acciones frente a la problemática de la quebrada La Pereira

Ante la problemática ambiental que se presenta por la calidad del agua en la quebrada La Pereira, Cornare informa a la comunidad que ha atendido con oportunidad las quejas presentadas y realizó visitas constantes de control y seguimiento a las actividades domésticas e industriales en la cuenca de esta fuente.

“Desde el año pasado la Corporación ha realizado un seguimiento estricto a todos los fenómenos que se han presentado sobre La Pereira y monitoreado a todas las empresas que están alrededor en los municipios de La Ceja, El Carmen y Rionegro”, explicó Javier Valencia González, Subdirector de Servicio al Cliente de Cornare.

Así, en su misión de autoridad ambiental en la región, Cornare ha realizado en los últimos 12 meses cuatro operativos, en los que se visitaron 23 compañías contiguas a esta fuente hídrica. Gracias a estas actividades de control, se impusieron 12 medidas preventivas, seis de estas correspondientes a sancionatorios a empresas (cuatro con sanción en firme) y se hicieron requerimientos y medidas preventivas a la Empresas de Servicios Públicos de La Ceja, en lo relacionado con la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de este municipio.

Con respecto a los seis procedimientos sancionatorios de carácter ambiental
mencionados, se requirió a las empresas suspender de inmediato los vertimientos de Aguas Residuales no Domésticas, ARnD y tramitar el respectivo permiso ante la Corporación.

Frente al caso de la ESP de La Ceja, Cornare ha establecido varios compromisos y realizado una serie de requerimientos. Luego de este proceso de concertación, en el que la prioridad ha sido realizar la optimización de la PTAR, se han suscrito varios convenios interadministrativos, que constan de tres etapas, dos de las cuales están ejecutadas.

Actualmente se encuentra pendiente la tercera etapa del proyecto de optimización de la PTAR, que contempla la adición de biocatalizadores para acelerar el proceso de biodegradación y la construcción de una nueva estructura de descarga, para evitar la formación de espuma. “También hemos solicitado la construcción de unos disipadores y que se apliquen insumos que minimizan la generación de esta espuma”, agregó Valencia González.

Es importante mencionar que en diciembre de 2019 se realizó un recorrido con las Personerías de Rionegro y La Ceja y las Secretarías de Medio Ambiente, para verificar el estado y continuar con las acciones de control y prevención.

Fuente: Oficina de Comunicaciones de CORNARE

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter