Día Mundial de los Humedales

Ramsar es el más antiguo de los acuerdos ambientales intergubernamentales globales modernos. El tratado fue negociado durante la década de 1960 por países y organizaciones no gubernamentales preocupadas por la creciente pérdida y degradación del hábitat de los humedales para las aves acuáticas migratorias. Fue adoptada en la ciudad iraní de Ramsar en 1971 y entró en vigor en 1975. 

Los humedales son vitales para la supervivencia humana. Son uno de los entornos más productivos del mundo, y son cunas de diversidad biológica y fuentes de agua y productividad primaria de las que innumerables especies vegetales y animales dependen para subsistir. 

Los humedales son indispensables por los innumerables beneficios o «servicios ecosistémicos» que brindan a la humanidad, desde suministro de agua dulce, alimentos, materiales de construcción y biodiversidad, hasta control de crecidas, recarga de aguas subterráneas y mitigación del cambio climático.

Sin embargo, un estudio tras otro demuestra que la superficie y la calidad de los humedales siguen disminuyendo en la mayoría de regiones del mundo. En consecuencia, los servicios de los ecosistemas que los humedales proporcionan a las personas se encuentran en peligro.

El manejo de humedales constituye un reto mundial y la Convención actualmente cuenta con más de 160 Partes Contratantes, lo que supone un reconocimiento del valor de tener un tratado internacional dedicado a un solo ecosistema.

La Convención aplica una definición amplia de los humedales, que abarca todos los lagos y ríos, acuíferos subterráneos, pantanos y marismas, pastizales húmedos, turberas, oasis, estuarios, deltas y bajos de marea, manglares y otras zonas costeras, arrecifes coralinos, y sitios artificiales como estanques piscícolas, arrozales, embalses y salinas.

  • Los humedales urbanos bien diseñados y conservados como las zonas verdes en las ciudades ofrecen a los habitantes espacios para el recreo y acceso a una diversidad de plantas y animales. Hay estudios que confirman que la interacción con la naturaleza reduce el estrés y mejora la salud de las personas.
  • Los humedales son superficies terrestres que se inundan de agua de forma estacional o permanente. Los humedales urbanos se encuentran dentro y alrededor de las ciudades y sus suburbios e incluyen ríos y llanuras inundables, lagos y pantanos, al igual que variantes costeras como marismas de agua salada, manglares y arrecifes de coral.
  • Los humedales pueden actuar como esponjas gigantes que absorben el agua de las inundaciones: ríos, estanques, lagos y marismas absorben y almacenan lluvias abundantes. En las ciudades costeras, las marismas de agua salada y los manglares constituyen un amortiguador contra las mareas de tempestad.

Tomado de ramsar.org

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*