Día Mundial del Patrimonio Audiovisual

Los archivos audiovisuales cuentan historias sobre la vida de las personas y las culturas de todo el mundo. Representan un patrimonio inestimable y una afirmación de la memoria colectiva, así como una valiosa fuente de conocimientos, ya que reflejan la diversidad cultural, social y lingüística de las comunidades. Conservar este patrimonio y asegurar que permanezca accesible al público y a las generaciones futuras es un objetivo vital para todas las instituciones dedicadas a la memoria, así como para el público en general.

El Día Mundial del Patrimonio Audiovisual es una conmemoración de la adopción, en 1980, por la 21ª Conferencia General, de la Recomendación para la Salvaguardia y la Conservación de las Imágenes en Movimiento. Este día brinda la ocasión de sensibilizar a la opinión pública sobre la necesidad de adoptar medidas urgentes y de reconocer la importancia de los documentos audiovisuales.

También sirve como una oportunidad para que los Estados Miembros de la UNESCO evalúen su desempeño con respecto a la aplicación de la Recomendación de 2015 relativa a la conservación del patrimonio documental, incluso en forma digital, y al acceso al mismo.

El Día Mundial del Patrimonio Audiovisual cumple el mandato constitucional de la UNESCO de promover la «libre circulación de las ideas por medio de la palabra y la imagen» como representación del patrimonio y memoria compartidos.  De esta manera, el día destaca el papel del patrimonio en la construcción de la paz en la mente de las personas.

El Día Mundial del Patrimonio Audiovisual de 2022

El Día Mundial del Patrimonio Audiovisual de 2022 se celebrará junto al 30º aniversario del Programa Memoria del Mundo. La celebración se realizará del 27 de octubre al 5 de noviembre de 2022, bajo el lema «Inscribir el patrimonio documental para promover sociedades inclusivas, justas y pacíficas». Tomando como referencia la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el patrimonio documental, como recurso de información, se presta tanto al componente de «acceso público a la información» de la meta 16.10 del ODS 16, como a su componente de «libertades fundamentales». Con respecto al tema de la celebración, si bien garantizar el acceso universal al patrimonio documental sigue siendo una preocupación fundamental, existe una importante orientación en cómo puede utilizarse el patrimonio documental para promover sociedades inclusivas, justas y pacíficas.

Fuente: https://www.unesco.org/