El Oriente antioqueño duplica el crecimiento de Antioquia y Colombia en la creación de empresas

El Oriente antioqueño incrementó el volumen de empresas renovadas en 894 unidades, pasando de 14.616 empresas en 2018 a 15.510 empresas en 2019. Este crecimiento equivale a una variación del 6.1 %, posicionando al Oriente antioqueño como la subregión de mayor crecimiento en la base del tejido empresarial (superando el crecimiento del departamento 1.9 % y el crecimiento nacional de 4.2 %) y como la segunda más competitiva después del Valle de Aburrá.

El crecimiento del tejido empresarial también se puede conocer por medio de la diferencia entre la creación y la liquidación de empresas. En este sentido, el Oriente Antioqueño creo en 2019 un total de 4.339 empresas entre personas naturales y jurídicas, que equivale a un crecimiento del 7.4 % con respecto al 2018, en comparación al 3.5 % de crecimiento del departamento antioqueño y el 3.3 % del crecimiento nacional. Evidenciando así, que la región avanza para cerrar distancias competitivas con relación a otras regiones del país.

Los sectores económicos que aportaron el mayor volumen a este crecimiento son: comercio al por mayor y al por menor (con 328 nuevas empresas); alojamiento y servicios de comida (con 233 empresas); industrias manufactureras (con 157 empresas) y, en términos generales, se observa un extendido crecimiento en todos los sectores. En prospectiva para este año se esperan buenos resultados en sectores como: el aguacate, construcción, turismo y servicios profesionales y gastronomía, los cuales poseen un panorama positivo de crecimiento por las inversiones en infraestructura, avances en seguridad, entre otros.

“El desempeño del tejido empresarial es la pieza central del andamiaje de la competitividad” así lo explica Rodrigo Zuluaga Mejía, Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio del Oriente Antioqueño, pues es a través del desarrollo del tejido empresarial, que se nutre un amplio portafolio de indicadores como el empleo, la formalización, la natalidad empresarial, la autonomía fiscal, la capacidad de consumo, la seguridad, la desigualdad, entre otros, que contribuyen a lograr el crecimiento económico y el nivel de la calidad de vida de un territorio.

Por eso, la renovación de la matrícula mercantil de las personas naturales y jurídicas es el primer indicador para entender el buen desempeño del tejido empresarial. Esta permite conocer a las empresas que continúan con su actividad productiva de un año a otro y en su conjunto, a las que conforman la base del tejido empresarial. Así, de los 23 municipios de la subregión, 18 crecieron en matrículas y renovaciones entre 2018 y 2019 y, los 6 municipios que decrecieron, en su conjunto, disminuyeron en 38 empresas, evidenciándose un comportamiento estable en la dinámica empresarial por zonas geográficas.

“La información que se obtiene a través del registro público mercantil, administrado por las cámaras de comercio es valiosa. Esta brinda indicadores como la natalidad, densidad y el tamaño del tejido empresarial para conocer y evaluar el entorno y las actuaciones institucionales que determinan la creación, liquidación o supervivencia de las empresas” afirmó el Presidente Ejecutivo.

En cumplimiento de sus compromisos misionales y realizando una gestión comprometida con la excelencia que genere valor al territorio, la Cámara de Comercio del Oriente Antioqueño mide y publica el Informe Análisis Comercial y Empresarial de la Región (ACER) para mostrar el comportamiento de los registros públicos. Este es útil para tomar decisiones en función de la dinámica de la estructura empresarial y puede ser consultado en: https://www.ccoa.org.co/camara-y-region/crecimiento-regional

Fuente: Oficina de Comunicaciones de la CCOA

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter