El Oriente antioqueño tiene una competitividad superior al departamento según la CCOA

El Oriente antioqueño vivió el pasado miércoles 2 de diciembre el evento de competitividad más importante de la subregión: el V Foro Anual de Competitividad, organizado por el la Cámara de Comercio del Oriente Antioqueño (CCOA) con el apoyo de la Comisión Subregional de Competitividad e Innovación (CSCI) y el Comité Universidad Empresa Estado Oriente (CUEE) y con el cual se entregó el balance económico de este año en la subregión y las perspectivas de la economía del país y el departamento.

Este año el invitado especial fue el doctor Juan Carlos Echeverry, quien es economista, exministro de Hacienda, expresidente de Ecopetrol y autor de libros en economía y finanzas. Con la conferencia Pandemia, crisis y recuperaciónrealizó un análisis comparativo del comportamiento de la economía del país durante las últimas crisis. Además, el doctor Rodrigo Zuluaga Mejía, presidente ejecutivo de la CCOA presentó el Balance de la economía del Oriente Antioqueño 2020, con el cual mostró los principales resultados en este tema de la región.

Pandemia, crisis y recuperación

América es uno de los continentes más golpeados por el número acumulado de contagios y muertes por el Covid-19. China, país en el cual se originó la pandemia, hoy se muestra más recuperado. En Colombia solo 20 municipios no fueron afectados. Aunque lo peor de la crisis ya pasó en el segundo trimestre de este año, quedan muchas empresas de servicios urbanos, salud y educación, transporte, entretenimiento, hoteles y restaurantes y grandes empleadores, por reiniciar labores.

El incremento de la deuda en todo el mundo es uno de los efectos de esta crisis: subió casi a los niveles de la Segunda Guerra Mundial. La deuda mundial promedio saltó de 83 a 102 en el PIB. En Colombia pasó de 52 a 68 en un año (entre 2019 y 2020). Pero este difícil momento es de menor deuda para los países emergentes como Colombia, en comparación con países europeos.

Otro efecto, es el desempleo. En Colombia en el segundo trimestre llegó al 17.3 %, pero durante el tercer semestre del año se ve una mejoría. Para terminar de estabilizar este indicador es indispensable reactivar el sector educativo, así los jóvenes trabajadores podrán regresar al mercado laboral. Sin embargo, se destaca la flexibilidad del mercado laboral nacional, que llegaron a acuerdos entre el empleado y el empleador para salvar las empresas lo que permitió que la tasa de empleo no se viera más afectada.

En América Latina esta crisis ha traído un aumento generalizado de la pobreza, por lo que se espera un retroceso en el índice Gini que mide la equidad. En Colombia el 95 % de las familias antes de la pandemia comían tres veces al día, hoy solo pueden hacerlo el 77 %, es decir que solo 1 de cada 30 familias está comiendo una vez al día. Esto se debe cambiar. «La política fiscal del Gobierno Nacional para combatir la crisis ha sido gradualista con relación a otros países. Pero frente a una pandemia no debería serlo» aclaró el doctor Echeverry.

Sobre las crisis económicas en Colombia, el doctor Juan Carlos explicó que «se han presentado más o menos cada 8 años. Con el Covid-19 fue muy rápido, pues lo aceleró a tres. Estamos sufriendo una crisis que ni sus abuelos ni papás vivieron». Pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) se muestra optimista y prevé una buena recuperación para Colombia: el país cerraría este año con 8.2 % en el PIB y crecería el 4 % el 2021.

Este año la caída en la tasa de cambio en Colombia se estabilizó en 3.533, lo que preocupa a los exportadores, sector que requiere especial atención hoy, pues de casi todas las crisis, Colombia ha salido exportando. «Esta vez es fundamental que vuelva a hacerlo. Tenemos que buscar otros milagros exportadores» y dijo que hay que dar un salto exportador, sin abandonar el oro, el petróleo y el cobre. «Hay que entender qué es lo que demanda Brasil, China o Europa para adaptar la producción y trabajar para que cada empresa que exporte duplique lo que hace. El aguacate tiene un potencial increíble. Esta es la tarea de los próximos diez años». Concluyó su ponencia, entre otros, refiriéndose a la importancia de fortalecer una política industrial que privilegie las apuestas regionales.

Descargue la presentación en: https://www.ccoa.org.co

Balance de la economía del Oriente Antioqueño 2020

Colombia ha mejorado significativamente en competitividad según en el Informe Nacional de Competitividad, pues hoy ocupa el puesto 57 entre los 141 países de la medición. El doctor Rodrigo Zuluaga explicó que para seguir mejorando «hay que trabajar, entre otros aspectos, en la reforma al Código de Trabajo para que refleje las necesidades de la transformación de la vida laboral actual; hay que evaluar a los docentes con concurso con sus sindicatos, porque la calidad educativa debe ser una tarea de todos y realizar la reforma estructural a las pensiones, que es una tarea que el Congreso de la República tendrá que realizar eficientemente para que el sistema logre atender el mayor número de pensionados».

También presentó el Índice Municipal de Competitividad de Antioquia (IMCA). En 2019, el promedio del Oriente antioqueño fue 39,10 % evidenciando una competitividad superior al departamento (cuyo porcentaje fue 35,41), convirtiendo a la subregión en la más competitiva después del Valle de Aburrá. Por eso el Oriente antioqueño debe comprometerse con este indicador, alcanzando retos como: mejorar la investigación y el desarrollo de la productividad y competitividad de cada municipio, promover la diversificación y sofisticación de las canastas exportadoras, lograr un mayor asentamiento de empresas grandes y medianas, bajar los indicadores de informalidad. Además, explicó que se debe «mejorar el nivel de la competencia en el mercado para generar un entorno que le permita a la región ser más competitiva en mercados internacionales, diversificando sus productos e incrementar el valor de las exportaciones».

El Oriente antioqueño representa el 10,2 % de las empresas de Antioquia. Este año, sumando las nuevas matrículas y las renovaciones, en total tuvo una reducción de -3,9 % al 30 de noviembre, que representa 821 empresas menos entre 2019 y 2020.  La participación del Altiplano en el total de empresas es de 80,3 %, zona que además tuvo el mejor comportamiento en este sentido con -3,72 % de empresas respecto al 2019, seguida por Embalses con 10,5 % de empresas, zona que tuvo la mayor disminución con -4,93 %.

Una de las preocupaciones durante la cuarentena fue la mortalidad empresarial, sus industrias y cadenas de valor. El Oriente antioqueño tuvo una cancelación de empresas menor comparada al mismo periodo del 2019 y la creación de nuevas empresas tuvo una fuerte caída durante la cuarentena, pero desde agosto ha ido mejorando gradualmente. Además, a pesar de que el promedio de la natalidad este año disminuyó (pasó de 151,6 en 2019 a 138,5 en 2020) muestra una importante recuperación en los últimos tres meses, lo que puede indicar un signo de reactivación económica local.

El Oriente antioqueño comparado con los resultados generales de Antioquia y Colombia muestra un mejor desempeño en la renovación de los registros públicos: -2,62 % que corresponde a esta subregión, Antioquia tuvo -8,45% y Colombia -10,16%. «Estos resultados obedecen a la confianza que los empresarios han depositado en la Cámara de Comercio del Oriente Antioqueño y a la solidez del desarrollo empresarial de la región, que a pesar del difícil año que está terminando, mantienen sus empresas activas, conservan los empleos y el bienestar de sus familias. Son optimistas, la dependencia del mercado interno es mayor que en otras zonas del país, lo que hace que se afecte menos que en otras regiones», explicó el doctor Zuluaga.

Concluyó diciendo que «Tenemos en el territorio buenos empresarios, nuestras instituciones públicas son diligentes, contamos con presencia de las universidades. Tenemos una velocidad del desarrollo muy acelerada, el asentamiento de población es alto, lo mismo del asentamiento productivo, por eso es menester mantener en alto la buena gerencia pública, la creación de nuevas entidades que le ayuden a las instituciones públicas a integrar y gerenciar el territorio, con figuras como el área metropolitana o las asociaciones de municipios o provincias».

Descargue la presentación en: https://www.ccoa.org.co/

Fuente: CCOA

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter