Frente al mal estado de los parques infantiles, Alcaldía de Sonsón y Cornare, realizarán intervenciones

Debido al abandono y avanzado deterioro de los diferentes parques infantiles del municipio de Sonsón, la Fundación Amor y la ONG Amigos del Páramo de Sonsón, se dieron a la tarea de hacer un diagnóstico de estos parques y tocar diferentes puertas como la Alcaldía de Sonsón y Cornare para buscar recursos que permitan rehabilitar y poner en funcionamiento estos espacio de encuentro y diversión para los niños del municipios.

«Con toda la voluntad del señor alcalde, con la voluntad de Cornare, les queremos hacer mantenimiento para que sea de disfrute de los niños, que puedan tener un espacio donde jugar, donde compartir con sus amiguitos en vez de estar callejeando. Invitamos a todos a que cuidemos, protejamos los parques infantiles, lo espacios públicos ya que son de beneficio de toda la comunidad», expresó Sebastián Román, líder ambiental y social de los Amigos del Páramo de Sonsón.

Son alrededor de 15 parques infantiles distribuidos a los largo y ancho del casco urbano y rural de municipio. La mayoría presentan averías en los juegos y avanzado deterioro de los elementos. Algunos ya no funcionan hace varios años y otros permanecen cerrados sin prestar su servicio.

«Es un diagnóstico que nos lleva a una triste realidad que es un estado de abandono hacia los parques infantiles del municipio de Sonsón, vemos que los niños están en riesgo si entran a jugar en ellos, muchos tienen tablas quebradas, muchos tienen los columpios deteriorados, entonces un niño que se monte en un columpio de estos y se caiga, podría llegar a haber un grave accidente el cual es lo que pretendemos evitar», explicó Román.

En la urbanización del barrio Tapete, donde viven aproximadamente 50 niños, existe un cancha de microfútbol pero del parque infantil que en algún momento hubo solo queda un armazón de madera.

Para Elmer Ospina, habitante del barrio Tapete, «acá hay una necesidad de un parque porque somos 100 apartamento, más o menos hay entre 50 y 60 niños, en este momento no tienen donde jugar».

Yuber Guerrero vive hace 8 años en la urbanización del Barrio Tapete «y solamente le pedimos a la administración municipal que nos colabore, que nos ayude con la habilitación del parque infantil para los niños, es una población bastante grande en esta comunidad y de verdad que lo necesitamos».

Así mismo, Guerrero solicita mayor vigilancia en la zona porque se están presentando situaciones que nos son muy buenas, «entonces que de vez en cuando la policía nos diera un poquito más de ronda, sobre todo en las horas de la noche para evitar el consumo de drogas psicoactivas y de muchos problemas que se están presentando acá en la urbanización«.

En el parque infantil del barrio Los Llanitos, si bien los juegos están en un estado aceptable, este permanece cerrado con candado, y según la comunidad, la llave la maneja la Junta de Acción Comunal, que muy pocas veces lo abre.

María Elena Castro, habitante del barrio Los Llanitos hace más de 50 años, manifiesta tener tristeza porque el parque infantil, a pesar de que hace 4 meses pintaron los juegos, permanece cerrado: «pues el parque realmente, el 90% permanece cerrado, los niños incluso se meten a jugar por debajo de la puerta, entonces sería muy bueno que lo abrieran».

Así mismo, el historiador Jaime Alberto López Bonilla, miembro de la Fundación Amor, agregó que «este parque, como varios parques de Sonsón, en su gran mayoría se encuentran cerrados, unos en muy buen estado, otros en estado regular, hacemos un llamado urgente para volverlos a abrir nuevamente, organizarlos y que vuelvan los niños».

Otra de las necesidades identificadas en los parques infantiles es el mantenimiento de los prados y jardines, los cuales a simple vista no se organizan hace mucho tiempo. Además, los cerramientos se encuentran oxidados y no son amigables con el entorno.

Carmenza Osorio Sánchez, encargada de abrir el parque de La Milagrosa en el sector Puerto Machete, manifiesta tener un problema con el parque ya que al abrirle a los niños para que jueguen, llegan otros más grande con un balón a jugar y hacen salir los niños, además, constantemente le están quebrando las tejas del techo de su casa que queda a un lado del parque infantil.

«Entonces nosotros estábamos muy aburridos con este parque por eso, le pedimos al señor alcalde que por favor nos colabore con esto, arreglar el parque y que los grandes no vengan a sacar los niños porque están jugando balón«.

Por su parte, el alcalde de Sonsón manifestó el interés de la administración municipal de realizar junto a las Juntas de Acción Comunal unas intervenciones «para mejorar o adecuar los que lo permitan y cambiar totalmente los que definitivamente no tienen arreglo». Además, agregó que la idea es remplazarlos por parque infantiles hechos de reciclaje y amigables con el medio ambiente.

Según el acalde, finalizando el año se estaría realizando el mantenimiento a los parques que lo requieran y el próximo año remplazar los que definitivamente no sirvan.

En cuanto al manejo de la llave del parque Andrés Isaza Robledo, el acalde manifestó que habrá una persona encargada para que abra el parque a los niños de manera permanente.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter