Inicia BancO2 en Perú

Gracias a los importantes resultados socioambientales de BanCO2 en Colombia, Perú incorporará esta iniciativa para conservar el ecosistema natural del norte amazónico peruano y mejorar la calidad de vida de las comunidades rurales que lo habitan y que viven en condiciones de pobreza extrema, el 75% según datos del Instituto de Estadísticas e Informática en Perú INEI.

Más de 7 millones de kilómetros cuadrados catalogan a la Amazonía como la selva tropical más extensa del planeta y pulmón del mundo, albergando el 70% del oxígeno necesario para la vida, por eso con BancO2, en 3 años, 1200 familias cacaoteras y caficultoras conservarán 15 mil hectáreas de paisajes asociados a la implementación de cultivos con especies forestales, de los cuales se esperan capturar 100 mil toneladas de CO2.

“Desde hace 3 años diferentes instituciones han sostenido jornadas de trabajo en Colombia y Perú para consolidar la estrategias en el país vecino, y este año, después de un estudio detallado de aplicación y adaptación, se lanzará esta implementación gracias al financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo a través del BID Lab, mediante el cual se movilizan recursos de financiamiento, conocimiento y conexiones para catalizar innovación para la inclusión en América Latina y el Caribe”, afirma Jaime Andrés García Urrea, Director de Masbosques, Corporación que opera BancO2 en Colombia y que acompañará el proceso en Perú.

Para Cornare es motivo de orgullo que esta iniciativa de nuestro exdirector Carlos Mario Zuluaga Gómez esté traspasando las fronteras e inicie su aplicación en Perú. “Este programa va a tener la mejor representatividad en el país vecino, pues funcionará en una zona que hace varios años viene siendo impactada por la deforestación, de ahí que el Gobierno peruano ha creído en esta iniciativa para contener ese flagelo y apoyar a las familias campesinas, a través de servicios asociados a cuidar esas bastas coberturas boscosas en el norte del Amazonas”, expresa Javier Parra Bedoya, Director General de Cornare.

En este trabajo también han estado vinculadas instituciones como la Universidad Católica Sedes Sapientiae, el Ministerio de Ambiente de Perú y Helvetas, así como el Centro Internacional de Agricultura Tropical CIAT y el Icontec.

Con la implementación de Compensación Digital para la Conservación en Perú, nombre que tendrá el proyecto, se espera que estos pequeños productores que se encuentran en las zonas de mayor riqueza ambiental en el país peruano, reciban una compensación económica que represente un recurso adicional y que puedan invertir en educación y en salud, así como en el mejoramiento de sus viviendas y en su propio sistema productivo, a la vez que se reducen notoriamente las cifras de deforestación de la selva amazónica.

Según María Mercedes Medina, responsable del proyecto para la Universidad Católica Sede Sapientiae, la implementación de BancO2 en Perú es un proyecto innovador, que abre un proceso de compensación ambiental que no se ha hecho en este país y que espera generar procesos sostenibles de la gobernanza, resiliencia y el enfoque de género.

Retos en la implementación en el país Suramericano: 

  • Captura de carbono basado en sus sistemas de producción, toda vez que los bosques y los servicios que brindan estos ecosistemas no están reglamentados en el Estado Peruano.
  • Mejorar su manejo del territorio.
  • Enfoque fuerte de género, las mujeres serán quienes administren los recursos ingresándolos al sistema financiero del país.
  • Bancarización de familias que han estado por fuera del sistema financiero.

Fuente: CORNARE

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*