“Jairo Tobón era tantas cosas lindas…”

El 4 de Octubre de 1927 nació en la hidalga Ciudad Santiago de Arma de Rionegro el Maestro Jairo Tobón Villegas, ilustre rionegrero que amó a su ciudad y lideró grandes batallas a favor de su mejoramiento continuo. Hijo de Ernesto Tobón Benjumea y María Teresa Villegas Baena.

Periodista, poeta, historiador, publicista, escultor, pintor, caricaturista y escritor. Miembro de la Academia Antioqueña de Historia durante 36 años; miembro fundador de la Fundación Cordobista de Los Andes; Fundador y Director de la Revista Mensajes, Bogotá, 1946; columnista del diario El Liberal, Bogotá, 1956; columnista del diario El Mundo de Medellín (1980-1981). Fundador y director del periódico “El Rionegrero” que nació el 12 de  mayo de 1981.

Se desempeñó, entre otros, como Jefe de Publicidad de la Tropical Oil Company Esso Colombiana; Jefe de Relaciones Públicas de Ecopetrol, Barrancabermeja; Director de radio, cine y T.V. y Subjefe de Publicidad Toro Ltda.; Director del noticiero de televisión diario “El mundo al vuelo” de Avianca, durante 3 años. Gerente de Industrias Migñon Ltda, Bogotá y de Publicidad Sams de Garmo, en Medellín.

Cuando nace el amor

Cuando Luz Stella trabajaba como secretaria, veía pasar todos los días a maestro Jairo Tobón quien siempre la saludaba, hasta que un día le hizo una invitación a desayunar. “Recuerdo que me dio una taza de milo, en Los Delfines, y un tamal grandísimo con el que quedé hasta el tope.” Desayunaron y cuando la acompañaba de regreso a la oficina, trato de besarla y ella de inmediato le dijo: “¡no se adelante maestro!”, a lo que él respondió pidiendo disculpas por su atrevimiento.

Ese fue el inicio de una larga y estable relación que fue creciendo con los regalos y atenciones que le hacía el Maestro Jairo todos los días hasta convertirse en su compañera permanente, en su mano derecha con la que compartió 35 años de su vida y que fue la inspiración para muchos de sus poemas. 

“Era un caballero, era un romántico, enamorado de la mujer, era un soñador, para él no habían problemas, cuando un negocio o una situación no se daba, el buscaba otra, nunca renegaba porque no le salía un negocio. Siempre buscaba soluciones. Para él no había problemas en la vida.” 

Relata Stella Serna.

Un Sábado en tus brazos

Un sábado, en tus brazos, renació desfogado mi rojo corazón apasionado.
Un sábado, en tus brazos, bajo cálido abrigo, tu amor y mi pasión fueron amigos.
Un sábado, en tus brazos, floreció mi ardentía, que agitada en tus brazos renacía.
Un sábado, en tus brazos, murió mi rebeldía, confundida en tus labios con risas y alegrías.
Un sábado, en tus brazos, conocí tu ternura, que me llegó a la vida convertida en ventura.
Un sábado, en tus brazos, supe yo que mi vida en tus labios ardientes se quedaba rendida.
Un sábado, en tus brazos, comprendí que son mudos los cuerpos que se abrazan y que se vuelven nudos.
Un sábado, en tus brazos… fuimos dos paralelas que se hacen a la mar bajo las mismas velas.
Un sábado, en tus brazos; medianoche, y sentimos entonces del amor el derroche.
Un sábado, en tus brazos, derroche de embelesos; noche que supo darnos un manantial de besos.
Un sábado, en tus brazos, fueron sabios tu pasión, tus abrazos y tus labios.
Un sábado, en tus brazos, bien quisiera que mi cuerpo en tu cuerpo de nuevo se fundiera.
Un sábado, en tus brazos, a mi pasión perdono que supo hacerte mía, feliz en tu abandono.

Poema del Maestro Jairo Tobón Villegas

“Jairo para mi fue todo, un apoyo moral, mi cómplice, mi apoyo económico, mi apoyo en tantas dudas frente a la profesión y frente a la vida. Me hizo la mujer que soy hoy en día. Responsable, comprometida con una profesión y con una sociedad. Me dejó muchas enseñanzas como ser humano y como periodista.” 

Luz Stella Serna Gallego.

Además es autor de libros y otros escritos como: “Cuentos Infantiles” (1951); “Poesías” (1977); “Historia de la Medicina en Rionegro” (1990); “400 personajes en la pluma de Rendón” (1994); Rionegro, 1863 (Historia de la Convención de 1863); “Liborio Mejía, el Presidente Mártir” (2016). También en su calidad de Coautor de “Perfiles Históricos” (1980); Mosaico Histórico del General Córdova” (1980) y “Córdova, Rionegro y su Gente” (1999).

El Maestro, quien no se autodenomina sino que obtuvo ese calificativo por parte del Círculo de Artistas de Bogotá en 1946, presidido por el también Maestro León Cano Sanín, en su faceta de escultor se destacan bustos en bronce del Gral. José María Córdoba, de Mons. Juan Manuel González; la fuente escultórica “Historia de la Medicina”; relieve escultórico “Historia de la Enfermería”; monumento “Serenata de Amor” y otras que se encuentran en sitios públicos y colecciones privadas.

En su larga trayectoria recibió grandes reconocimientos por su valiosa labor realizada: Premio ANCOPRO por su colaboración e impulso al periodismo de provincia (1988); Premio CIPA a mejor medio alternativo de Antioquia (2003); Premio Manuel del Socorro Rodríguez, otorgado por el Club de la Prensa en consideración a su trayectoria y profesionalismo (2009); Reconocimiento público de la Alcaldía de Rionegro, el Concejo Santiago de Arma de Rionegro y la Asamblea de Antioquia (Mariscal Jorge Robledo) por su desempeño como profesional del periodismo y sus 35 años de trabajo ininterrumpido.

El pasado 11 de septiembre falleció en Rionegro tras sufrir un accidente que le arrebató la vida. Sus exequias se llevaron a cabo en al Catedral San Nicolás el Magno de Rionegro a los pies de Nuestra Señora del Rosario de Arma donde familiares y amigos le dieron el último adiós.

“Jairo Tobón era tantas cosas lindas… que son cortas las palabras para definir ese gran ser humano, esa persona que veía en cada rionegrero una esperanza.” 

Stella Serna Gallego.

¡Gracias Maestro Jairo por toda tu vida que es un regalo de amor para Rionegro!

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*