Capítulo 54 | Las opuestas inclinaciones de la naturaleza y de la gracia

1. Hijo, observa atentamente las inclinaciones de la naturaleza y de la gracia porque con frecuencia se mueven con toda sutileza y en forma contraria y apenas las puede distinguir el hombre iluminado y de vida interior.

Todos desean el bien y algún bien todos se proponen en lo que dicen o hacen, pero muchos son engañados por las apariencias de bien.

Lea también: El que desea caminar conmigo sin trabas debe mortificar todos sus efectos malos

Fuente: Tomas de Kempis. La Imitación de Cristo. Edición Paulinas.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter