El rector de la UNAD, Jaime Leal, publicó libro con las razones que la convirtieron en megauniversidad y el éxito de la virtualidad

En la celebración de los 40 años de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, UNAD, su rector Jaime Leal Afanador, presentó el libro “Educación, virtualidad e innovación. Estudio de caso para la consolidación de un modelo de liderazgo en la educación incluyente y de calidad”.

El texto permite conocer cómo la UNAD, que hace unos años estuvo cerca de desaparecer, logró convertir la educación virtual en la herramienta educativa que favorece la inclusión y la presencia de esta universidad en todo el país y en muchas otras naciones del mundo. Hoy es la institución de educación superior pública más grande de Colombia, y entre estudiantes de todos los niveles (alfabetización, educación básica primaria, secundaria y media, formación continuada y universitaria en pregrado y posgrados) registra más de 165 mil.

Para llegar a donde estamos, “la UNAD debió enfrentarse contra la ortodoxia educativa, es decir el pensamiento de quienes creen que sólo es posible una educación de calidad si ésta es presencial, y por ende menosprecian la formación a distancia. Por años nos menospreciaron, negándole la oportunidad educativa a miles de colombianos”, indica el rector.

Leal, quien ocupa la rectoría desde hace 17 años, tras varias re-elecciones, y también presidente de las asociaciones colombiana e iberoamericana de universidades con educación a distancia (ACESAD y AIESAD), es un referente continental en el tema.

Es categórico al afirmar que “si no hubiera sido por la educación virtual, la educación superior tradicional hubiera naufragado en la pandemia. Negar el beneficio de la virtualidad en la educación es tapar el sol con las dos manos. Los jóvenes lo entienden y por eso la UNAD ha sido la única universidad que no ha parado su actividad en este tiempo y, contrario a todas las demás, es la que más ha aumentado sus matrículas”.

Pero la UNAD no sólo ha crecido por su modelo virtual y a distancia. Leal Afanador señala que, pese a ser la universidad pública que menos recursos recibe del Estado, esta institución ha desarrollado, en uso de su autonomía, un modelo de gestión, propio y único entre todas las universidades, y que la forma de trabajar con sus directivos (que detalla en el libro), le ha permitido crear una estructura, que él llama metasistémica, gracias a la cual la UNAD tiene unidades, dependencias y resultados que no se dan en otras instituciones. Además, la UNAD está en el top de las universidades reconocidas como mejores ambientes para trabajar por la consultora Great Place To Work.

El libro, de 246 páginas, puede ser descargado desde la página web de la UNAD www.unad.edu.co

Fuente: UNAD

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter