El reto del maestro ante las nuevas tendencias de la educación en el siglo XXI ante el COVID-19

«La educación y su tecnología, no son procesos que tenga límites y diferencias, ante la transformación social, cultural y política.” Berrio (2020).

A mediado de los años 90, las tecnologías de la información y comunicación han venido incorporándose en la educación de manera acelerada, un reto que para algunos maestros era la innovación del siglo XX en las aulas de clase, y para otros es un malestar en su vocación.

A nivel nacional, solo el 6% de los municipios y ciudades son certificados en educación y el 94% no lo son. En Antioquia, 117 municipios no son certificados en educación de 125 municipios. Este comparativo estadístico nos lleva a decir:

¡La educación para toda la comunidad educativa no está en igualdad de condiciones, ni en equidad, ante el buen servicio y la calidad!

El acceso masivo al sistema educativo, ha avivado de manera no apropiada, a incorporar las herramientas fundamentales para la enseñanza y el aprendizaje de los estudiantes, y para los maestros, la innovación para su metodología y pedagogía, sometiendo a la comunidad educativa a ciertos trastornos en su campo y su espacio.

Ante la guerra científica o guerra de laboratorio, presente, ha llevado al Ministerio de Educación Nacional – MEN, a trazar y planear estrategias que ayuden a suplir las diferentes necesidades que se vinculan al buen servicio y calidad de la educación.

Invito a la Administración Municipal, a tomar la postura y la responsabilidad con la nueva generación, una generación que apela a su derecho, como se describe en el artículo 67 de la Constitución Política de Colombia.

Por tanto, se es de gran importancia y a su vez ineludible, acudir al desarrollo de la incorporación de las TIC, la innovación metodológica y pedagógica y la inclusión a la comunidad educativa. Es ahí donde debemos dar el paso para avanzar con la presente situación llamada COVID-19.

La conjugación entre la enseñanza, el aprendizaje, las tecnologías de la información y comunicación, representa un reto para los maestros, y más aún, cuando se unifica la educación abierta, la educación a distancia y la educación en línea, favoreciendo el quehacer de los maestros rurales y urbanos a integrar estructuras del conocimiento cada vez más amplias e interconectadas que proporcionan las TIC, utilizando las redes sociales y los correos electrónicos: (Messenger, Whatsapp, Skype, Gmail, Yahoo, Hotmail, entre otros). Asimismo, busca que los maestros rurales y urbanos utilicen los medios didácticos y recursos educativos desde una manera más manual, a través de la herramienta Microsoft Offices: (Word, PowerPoint, Excel, Paint), permitiendo que los maestros rurales y urbanos adquieran los conocimientos necesarios para edificar unidades didácticas (material de clase), monitoreadas y evaluadas, desde las aulas o fuera de las aulas.

Por:

Luis Fernando Daza López
Especialista en Gerencia Educativa de la CUMD.
Licenciado en Educación Básica con Énfasis en Matemática de la UdeA.

Yuliana Berrio Osorio
Diseñadora – Redacción

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter