El Señor prueba la fidelidad de su siervo para ver si sabe abnegarse y vencerse en todo a sí mismo

5. Otros serán grandes en los labios de lo hombres, mientras que de ti todos callarán. A otros se les encargará esta o aquella ocupación, mientras que tú serás juzgado un inútil para cualquier tarea.

Por todo lo anterior tu naturaleza, a veces, se contristará, y mucho, si lo sufres en silencio.

En estas cosas, y en otras semejantes, el Señor prueba la fidelidad de su siervo para ver si sabe abnegarse y vencerse en todo a sí mismo.

Tal vez no haya nada tan importante como la necesidad de morir a ti mismo cuando ves y consideras que las cosas repugnan a tu voluntad y principalmente cuando juzgas poco razonable y de insignificante utilidad lo que te viene mandado.

Y como no te atreves oponerte a las disposiciones de la autoridad bajo cuya obediencia estás sometido, te parece duro caminar según las directivas determinadas por otros y renunciar a tu propio parecer.

Lea también: Es indispensable que con frecuencia hagas lo que no quieres y que dejes lo que prefieres

Fuente: Tomas de Kempis. La Imitación de Cristo. Edición Paulinas.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter