En el primer semestre del año, EPM giró $63 mil millones de pesos a Corantioquia, Cornare, Corpourabá y 52 municipios por las transferencias del sector eléctrico

Las transferencias del sector eléctrico se giran desde hace 42 años. Tan solo en el Oriente antioqueño se entregaron más de 10 mil millones de pesos.

EPM transfirió más de 63 mil millones de pesos, durante el primer semestre de este año, a los municipios y corporaciones autónomas regionales de las áreas de influencia de las centrales de generación de energía, por concepto de transferencias del sector eléctrico, en un aporte importante al desarrollo, bienestar de la comunidad y al cuidado ambiental.

En el primer semestre de 2022, EPM giró a las corporaciones autónomas regionales: Corantioquia cerca de 21 mil 300 millones de pesos, Cornare cerca de 10 mil 500 millones y Corpourabá cerca de 365 millones de pesos, recursos que deben ser usados por las corporaciones para la protección y defensa de las cuencas que surte los embalses para la generación de energía y en las áreas de influencia de las centrales, y por los municipios en proyectos del plan de desarrollo con énfasis en saneamiento básico y mejoramiento ambiental. De esta manera, EPM contribuye a la transformación de vidas y al cuidado de los recursos naturales.

En el caso de los municipios, EPM entregó en el mismo período recursos que superan los 31 mil millones de pesos a 51 municipios antioqueños por sus centrales de generación de energía, así como al municipio de Uribia, en el departamento de La Guajira, donde está ubicado su parque eólico Jepírachi, el primero de su tipo en Colombia.

Recursos para las regiones

Las transferencias del sector eléctrico, que se entregan desde hace 42 años, son una fuente de financiación para solucionar problemáticas de las comunidades rurales relacionadas con acueductos urbanos y rurales, plantas de tratamiento de aguas residuales, alcantarillados y manejo y disposición de residuos líquidos y sólidos.

En el primer semestre de 2022 recibieron transferencias:

Subregión Oriente antioqueño: Abejorral, Alejandría, Concepción, El Carmen, El Peñol, El Retiro, Granada, Guarne, Guatapé, La Ceja, La Unión, Marinilla, Rionegro, San Carlos, San Rafael, San Vicente, Santuario y Sonsón.

Subregión Magdalena Medio antioqueño: Caracolí, Maceo, Puerto Berrío y Puerto Nare.

Subregión Nordeste antioqueño: Amalfi, Anorí, Cisneros, San Roque, Santo Domingo y Yolombó.

Subregión Norte antioqueño: Angostura, Belmira, Carolina, Donmatías, Entrerríos, Gómez Plata, Guadalupe, San Pedro, Santa Rosa y Yarumal.

Subregión Valle de Aburrá: Barbosa, Bello, Caldas, Copacabana, Envigado, Girardota, Itagüí, La Estrella, Medellín y Sabaneta.

Subregión Occidente antioqueño: Abriaquí, Cañasgordas y Frontino.

Departamento La Guajira: municipio de Uribia.

Las comunidades de estos municipios tienen un papel protagónico, ya que pueden presentar ante sus alcaldías, concejos municipales o corporaciones autónomas regionales las necesidades de saneamiento básico y mejoramiento ambiental que tienen para que sean atendidas a través de proyectos financiados por las transferencias del sector eléctrico que hace EPM, además de ser garantes de estas. Con estos recursos, EPM contribuye a la armonía de la vida para un mundo mejor.

EPM matriz es el mayor generador de energía en Colombia, con un 26% del mercado. La Compañía cuenta con 26 centrales de generación de energía hidráulica y una térmica ubicadas en el departamento de Antioquia y un parque eólico, localizado en La Guajira. En octubre próximo se sumará la Central Ituango.

Contexto

Así se distribuyen las transferencias del sector eléctrico


De acuerdo con la Ley, las empresas generadoras de energía en Colombia, como es el caso de EPM, deben transferir el 6% de sus ventas brutas de energía para el caso de las hidroeléctricas. De este porcentaje, las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) y los Parques Nacionales reciben 3% y los municipios del área de influencia de la central hidroeléctrica obtienen el otro 3%. Este 3% de los municipios se debe distribuir el 1,4% para los municipios del embalse, 0,2% para los municipios donde están las casas de máquinas y el 1,4% para los municipios de la cuenca hidrográfica que surte la central.

En el caso de las centrales térmicas, como La Sierra de EPM, las transferencias son del 4%. De estas, el 2,5% se destina a la Corporación Autónoma Regional para la protección ambiental de la zona donde está ubicada la planta y el 1,5% restante va para el municipio donde se sitúa la planta generadora. Desde 2021, también se causan transferencias por la generación de energía con fuentes no convencionales como son las plantas eólicas y solares.

Fuente: EPM

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter