En Sonsón se conmemoró el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas

Este lunes 30 de agosto se conmemoró en todo el mundo el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, proclamado el 21 de diciembre de 2010, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, quién expresó su preocupación, en particular, por el aumento de las desapariciones forzadas o involuntarias en diversas regiones del mundo, como los arrestos, las detenciones y los secuestros cuando son parte de las desapariciones forzadas o equivalen a ellas, y por el creciente número de denuncias de actos de hostigamiento, maltrato e intimidación padecidos por testigos de desapariciones o familiares de personas que han desaparecido.

En el parque principal de Sonsón se realizó un acto simbólico con el objetivo de recordar a las personas desaparecidas por causa del conflicto armado y como una forma de acompañamiento y esperanza para las familias que han sido víctimas de este flagelo.

«No queríamos dejar pasar por alto este día ya que solo hacemos alusión o recordamos a las víctimas por muerte violenta, a los desplazados… pero el desaparecido casi nunca lo evocamos o lo traemos a la memoria, entonces ayer que se conmemoraba el día quisimos tenerlos presentes porque son seres humanos que aún sus familias están esperando, es duro decirlo pero digamos que sea vivos o muertos, pero la familias aún espera por ellos y poder saber que pasó con ellos y poder tenerlos a su lado», expresó, Jenit Marcela Valencia, promotora de vida y salud mental de Sonsón.

Actualmente en el municipio de Sonsón se han registrado 328 víctimas directas por desaparición forzada a causa de actores del conflicto armado. Además, se registran 253 víctimas indirectas.

«Realizamos un encuentro donde las señoras del costurero Tejedoras por la Memoria estuvieron acá en la plaza con sus tejidos ya que son mujeres que a través de los años ha tejido y cuentan sus historias de lo que les ha sucedido. Se hicieron unos cuadros donde teníamos unas siluetas de hombre o mujer y teníamos allí los nombres de algunos desaparecidos. Teníamos un mandala en forma de cruz hecho con luces, con flores, de esperanza, de añoranza…», expresó, Jenit Marcela Valencia, promotora de vida y salud mental de Sonsón.

Esta actividad fue liderada por el Colectivo Tejiendo Memoria con el apoyo económico de Conciudadanía, y contó con el acompañamiento del Enlace de Víctimas, Personería Municipal, Secretaría de Gobierno, Cultivarte, Centro de Convivencia y la Mesa de Víctimas del municipio de Sonsón.

Tanto el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, que entró en vigor el 1 de julio de 2002, como la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, aprobada por la Asamblea General de la ONU el 20 de diciembre de 2006, establecen que cuando, como parte de un ataque generalizado o sistemático dirigido a cualquier población civil, se cometa una «desaparición forzada», ésta se calificará como un crimen contra la humanidad y, por tanto, no prescribirá. Se dará a las familias de las víctimas el derecho a obtener reparación y a exigir la verdad sobre la desaparición de sus seres queridos.

Fuente: Personería Municipal y Alcaldía de Sonsón

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter