Habitantes de 14 municipios se unieron a la jornada de control del Ojo de poeta

Empresas del sector público y privado, grupos organizados, administraciones municipales, colegios, universidades y la comunidad en general atendieron el llamado de Cornare para unirse y participar en la jornada de control de Ojo de poeta, la planta invasora que está afectando los bosques naturales de 14 municipios de la jurisdicción.

En diferentes puntos de los 9 municipios de la subregión Valles de San Nicolás, Abejorral, Sonsón, Guatapé, El Peñol y Granada los participantes con sus elementos de protección y, sobre todo, mucha voluntad de trabajo se dieron cita para arrancar de raíz esta especie.

Voceros como el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince estuvieron presentes en el evento con el que el Oriente antioqueño le hizo frente al control de esta planta Bonita, pero peligrosa.

“El gran problema del mundo es ambiental. Nos enfrentamos a cambios climáticos, y nosotros al tener un ecosistema único de trópico en la alta montaña debemos cuidarlo. Por eso hoy el control del Ojo de poeta es un símbolo de unión, pues el hecho de que todas las entidades estén unidas en este propósito se convierte en un paso muy importante en función del cuidado de la naturaleza”, dijo Abad, durante el acto de apertura en el que también estuvo presente Lucy Rivera Osorio, Secretaria del Medio Ambiente de la Gobernación de Antioquia, quien además instó a los asistentes a transmitir esta iniciativa a todo el Departamento. “La idea es sumar esfuerzos con las instituciones y llevar este mensaje a las entidades encargadas de proteger el medio ambiente”, puntualizó.

Por su parte, Carlos Mario Zuluaga Gómez, Director General de Cornare expresó que este es un tema de región que nos debe congregar a todos, no solo en el control manual de la especie, sino en educación y pedagogía. “Estamos simultáneamente en 14 municipios de toda la jurisdicción no solo oxigenando los árboles, sino generando cultura ambiental. Esta jornada debe ser un mensaje de urgencia en la región para que todos entiendan que no podemos verla con ojos de beneplácito, porque está colonizando muchas zonas y afectando la biodiversidad de flora y fauna”, dijo.

Una respuesta muy positiva dejó esta primera jornada, especialmente para la toma de conciencia de la importancia de hacer control y seguimiento permanente en los predios rurales, parcelaciones, vías y demás espacios donde esta planta prolifera por su gran capacidad de propagación.

Al final de la jornada el mensaje para los asistentes y para quienes estuvieron atentos a través de redes sociales, fue seguir arrancándola de raíz con periodicidad y enterrar el material vegetal en una fosa para que sus semillas no se esparzan.

Desde Cornare, se extiende un agradecimiento a todas las entidades, empresas privadas, medios de comunicación y comunidad que se vinculó a esta iniciativa.

Fuente: Oficina de Comunicaciones de CORNARE

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter