La grandeza de su poder, que se extiende hasta el mismo Dios, es incomprensible

7. Los santos han dicho cosas admirables de esta ciudad santa de Dios. Y, según ellos mismos testifican, nunca se sintieron tan elocuentes y felices como al hablar de Ella. Todos a una proclaman que: la altura de sus méritos, elevados por Ella hasta el trono de la Divinidad, es inaccesible; la anchura se du caridad, dilatada por Ella más allá de las fronteras de la tierra, es inconmensurable; la grandeza de su poder, que se extiende hasta el mismo Dios, es incomprensible; y en fin, la profundidad de su humildad y de todas sus virtudes y gracias es un abismo insondable.

¡Oh altura incomprensible! ¡Oh anchura inefable! ¡Oh grandeza sin medida! ¡Oh abismo impenetrable!

Lea también:

Fuente: Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María y el Secreto de María

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter