Los ángeles y los arcángeles ante ti se postran con toda reverencia

3. ¿Qué significa esta condescendencia tan bondadosa y esta invitación tan amorosa? ¿Cómo me atreveré acercarme a ti, yo que no encuentro en mí ni la sombra de algo bueno que pueda darme aliento para hacerlo? ¿Cómo podré albergarte en mi casa, yo que tantas veces he ofendido tu presencia tan benigna?

Los ángeles y los arcángeles ante ti se postran con toda reverencia, los santos y los justos te temen, y tú dices: ¡Venid a mí todos! Y si no lo dijeras tú, Señor, ¿quién osaría acercarse?

Lea también: Invitas al pobre y al necesitado a recibir la comunión de tu cuerpo Santísimo

Fuente: Tomas de Kempis. La Imitación de Cristo. Edición Paulinas.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter