María en el misterio de Cristo

16. Dios Padre entregó su Unigénito al mundo solamente por medio de María. Por más suspiros que hayan exhalado los patriarcas, por más ruegos que hayan elevado los profetas y santos de la antigua ley durante cuatro mil años a fin de obtener dicho tesoro, solamente María lo ha merecido y hallado gracia delante de Dios por la fuerza de su plegaria y la elevación de sus virtudes. El mundo era indigno —dice San Agustín— de recibir al hijo de Dios inmediatamente de mano del Padre. Quien lo entregó a María para que el mudo lo recibiera por medio de Ella.

Dios Hijo se hizo hombre para nuestra salvación, pero en María y por María.

Dios Espíritu Santo formó a Jesucristo en María pero después de pedir su consentimiento por medio de uno de los primeros ministros de su corte.

Lea también:

Fuente: Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María y el Secreto de María


Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter