Países latinoamericanos se comprometen a restaurar 250 millones de hectáreas al 2050

En 30 años, Costa Rica logró restaurar el 25% de su territorio nacional y aumentó la cobertura forestal de un 21% a un 52%; además, pasó de un 60% a un 100% de energías renovables. “Y adivinen qué: en ese mismo periodo la economía se triplicó”. El Ministro de Ambiente y Energía de Costa Rica, Sr. Carlos Manuel Rodríguez, es claro en plantear que acciones como la restauración y la forestación crearon condiciones habilitantes para que el despegue económico ocurriera. “Esto rompe con el prejuicio generalizado de que la restauración, la mitigación y la adaptación tienen un gran costo o son un freno para la economía en nuestros países”, agregó.

El ministro Rodríguez, y su par de Medio Ambiente de Chile, y también presidenta de la COP25, Sra. Carolina Schmidt, encabezaron la ceremonia de firma de la “Declaración a favor de la restauración”, suscrita además por secretarios de Estado de Nicaragua, Uruguay, Perú, El Salvador, Colombia y Argentina. Ésta considera la actualización de las metas de la Iniciativa Regional de Restauración (Iniciativa 20X20), que ya ha logrado restaurar 19 millones de hectáreas en Latinoamérica, aportando al cambio de prácticas en el uso de suelo para que deje de ser una fuente y pase a ser un sumidero de carbono neto al 2050.

“La degradación de nuestros ecosistemas y paisajes no es solo un fenómeno biofísico, sino que es una problemática socioeconómica, porque tenemos que hacernos cargo de cómo se fragilizan nuestros territorios y las comunidades que viven en ellos (…) Debemos ser capaces de reaccionar a tiempo, la importancia de la restauración para enfrentar el cambio climático y revertir la pérdida de biodiversidad está ampliamente reconocida”, destacó la ministra Schmidt, anunciando que la meta de la Iniciativa 20X20 de restaurar 20 millones de hectáreas al 2020, se ampliará en 30 millones de hectáreas adicionales al 2030. “Es una iniciativa que va en la línea correcta y hace honor al nombre de esta COP: es tiempo de actuar, que no es un slogan, es una necesidad, una exigencia social, ambiental y económica para tener un futuro con desarrollo sustentable e inclusivo”, puntualizó, haciendo énfasis también en la necesidad de movilizar financiamiento privado para estas acciones.

Por su parte, Gonzalo Muñoz, Champion de la COP25, enfatizó que “no solo debemos entrar al año de implementación con una ambición elevada, sino que con una obsesión elevada, tenemos que convertirnos en personas que están obsesionadas por preservar la naturaleza y comenzar a regenerarla”.

Fuente: wwf.panda.org

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter