Señor, sobre el altar de tu propiciación te presento todos mis pecados y todas las faltas que he cometido

2. Señor, sobre el altar de tu propiciación te presento todos mis pecados y todas las faltas que he cometido en tu presencia y en la de tus santos ángeles desde el día en que comencé a pecar hasta hoy para que los hagas arder todos juntos y los consumas con el fuego de tu amor, borres toda mancha de mis culpas, limpies mi conciencia de toda falta y para que, restituyéndome la gracia que pecando he perdido, me puedas conceder el perdón total y donarme tu misericordioso beso de reconciliación y paz.

Lea también: Capítulo 9 | Ofrecernos a Dios con todo lo nuestro y rogarle por todos

Fuente: Tomas de Kempis. La Imitación de Cristo. Edición Paulinas.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*