Gobernación de Antioquia y alcaldes establecen ruta de acción por subregiones frente a la Emergencia Climática

La Gobernación de Antioquia y los alcaldes de los 125 municipios del departamento firmaron una ruta de trabajo, por subregiones, con estrategias y compromisos concretos para enfrentar la Emergencia Climática y garantizar la protección del patrimonio natural de los territorios.

“Tenemos definida una ruta estratégica y metodológica, con el apoyo del Comité Científico para el Cambio Climático, con el que abordamos, en cada sesión, distintos temas en esa construcción de las grandes acciones que Antioquia deberá emprender para ser un territorio carbono neutro”, explicó el gobernador de Antioquia (e), Luis Fernando Suárez Vélez.

Este compromiso fue establecido en un encuentro en la Universidad Pontificia Bolivariana, en donde además se celebró la adhesión de dicha institución académica a la Alianza Unidos por el Planeta, una iniciativa de la Gobernación de Antioquia, liderada por la Secretaría de Ambiente y Sostenibilidad, y el Fondo Mundial para la Naturaleza WWF – Colombia.

En este encuentro el gobernador encargado de Antioquia presentó las acciones que la gobernación está adelantando para enfrentar la Emergencia Climática declarada por Aníbal Gaviria Correa el 18 de febrero de 2020.

Durante su intervención en este espacio, el gobernador recordó que “esa declaratoria de Emergencia Climática es algo que no había hecho ningún otro estado o territorio, solo hace pocos días lo hizo Santiago de Chile y antes alguna ciudad de los Estados Unidos lo había hecho”.

Desatacó que “cuando se toma esta decisión política se pone sobre la agenda un tema de la mayor importancia, para definir programas y metas específicos en el marco del plan de desarrollo” y calificó esta decisión como valiente, necesaria y atrevida.

Pidió en ese sentido reforzar el trabajo en unión de los alcaldes y alcaldesas, para sacarlo adelante UNIDOS. “Que tengamos metas comunes que nos unan, como esta declaración de la Emergencia Climática y las 100 acciones que contempla, para que cada alcalde defina qué acciones puede emprender en esa materia, para darle así mucho más peso a esta labor”.

Por su parte, Carlos Ignacio Uribe Tirado, secretario de Ambiente y Sostenibilidad de Antioquia, pidió a todos los alcaldes que “se movilicen cuanto antes en torno a estos temas, impongan el sello de la Emergencia Climática a sus planes de desarrollo, así como se hizo con el del departamento. Tenemos que mitigar los impactos de cada una de nuestras actividades por el bienestar de todos y de nuestro medio ambiente”, reiteró.

Destacó además la vinculación a todo este trabajo de las corporaciones autónomas regionales y las fuerzas vivas de la comunidad desde diversas instancias.

La Alianza Unidos por el Planeta invita al trabajo conjunto y articulado entre los sectores público y privado, además de la academia y la comunidad, y le apuesta a programas y proyectos que contribuyan a la mitigación y adaptación del departamento al cambio climático.

Las acciones emprendidas por las 57 organizaciones que actualmente hacen parte de la alianza buscan aportar a la conservación de 70.000 hectáreas bajo incentivos de conservación; la recuperación de 10.000 hectáreas degradadas; la siembra de 40 millones de árboles, la reducción en generación de residuos sólidos a 2023 y avanzar hacia una Antioquia Carbono Neutro en 2040.

Algunas de las principales conclusiones de este encuentro, que también contó con la participación de los miembros del Comité Científico para la Emergencia Climática, los directores de entidades ambientales departamentales y representantes de WWF Colombia, fueron:

  • Enfrentar la Emergencia Climática es un acto de responsabilidad con las futuras generaciones y su declaración es una decisión política que ha permitido definir acciones estructurales a mediano y largo plazo. El Plan Desarrollo Unidos por la Vida 2020 – 2023 cuenta con 283 indicadores con sello de Emergencia Climática.
  • La Gobernación de Antioquia viene desarrollando 100 acciones para enfrentar la Emergencia Climática, dividas en siete líneas: competitividad y nuevas economías; educación, cultura y comunicación para la sostenibilidad; biodiversidad, ecosistemas y sus servicios; energía y transporte sostenible; desarrollo urbano resiliente; agricultura resiliente; y reducción del riesgo. Es indispensable que, a partir de las acciones propuestas por la Gobernación, los municipios implementen medidas propias para avanzar en la mitigación y la solución de las principales problemáticas ambientales del departamento: deforestación, uso inadecuado del suelo, escasez de agua y comida, mala calidad del aire y erosión costera.
  • Existen unos retos ambientales por subregión, que son el punto de partida para el trabajo articulado entre la Gobernación y los municipios antioqueños: protección de los ecosistemas marino-costeros (Urabá); transición hacia una ganadería regenerativa (Norte); apuesta por el turismo sostenible y responsable (Occidente); desarrollo urbano resiliente (Valle de Aburrá); producción agrícola sostenible (Suroeste), recuperación de áreas degradadas (Bajo Cauca), control de la deforestación (Nordeste), protección de los ecosistemas y su diversidad (Magdalena Medio) ; y protección de los bosques y el agua (Oriente).
  • Es importante mencionar que varios de estos retos están presentes en una o más de las nueve subregiones, así que la gestión de estos debe ser integral en todas ellas.

Fuente: Gobernación de Antioquia

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter