Hacia la meta de sembrar 180 millones de árboles al año 2022

En el marco de la Sembratón Nacional del 12 de octubre, Cornare se fijó la meta de ingresar al Contador de Árboles del Ministerio de Ambiente 1.100.000 mil árboles nuevos, lo que le permitirá alcanzar un acumulado entre 2020-2021, de 2.966.407 árboles sembrados.

Este martes martes 12 de octubre la región Cornare se vinculó a la Gran Sembratón Nacional que se realizó en toda Colombia en el marco del Día Mundial del Árbol, una iniciativa que le aportó a la meta de plantar 180 millones de árboles al año 2022, propuesta por el Gobierno Nacional y liderada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

En articulación con el Minambiente, la Secretaría de Ambiente y Sostenibilidad de la Gobernación de Antioquia, con las administraciones municipales, organizaciones sociales, empresas privadas y la comunidad, se realizaron siembras simultáneas en todo el territorio Cornare que fueron reportadas en tiempo real y que sumaron a la meta regional de plantar 4 millones de árboles durante el actual Plan de Acción.

Las siembras tuvieron lugar en zonas que requieren restauración de ecosistemas y la recuperación de áreas degradadas por fenómenos como la deforestación y el uso inadecuado de los recursos naturales.

El director General de Cornare, Javier Parra Bedoya, invitó a los habitantes de la región a participar de esta importante jornada. “Nosotros en el Oriente Antioqueño estamos comprometidos con sembrar cuatro millones de árboles, a la fecha ya llevamos más de dos millones plantados y la meta para este 12 de octubre es sembrar un millón cien mil árboles más y entre todos lo vamos a lograr”, precisó el director de la corporación.

La corporación se ha fijado la meta de sembrar 4 millones de árboles en el cuatrienio, para lo cual comenzó desde 2020 la estrategia de siembra enmarcada en la iniciativa nacional de sembrar 180 millones de árboles. En 2020 se sembraron 1.306.144 árboles y para lo corrido de 2021 ya van 1.660.263 árboles plantados.

Mientras se adelantaban las siembras en los diferentes municipios, en la sede principal de Cornare se realizó un evento central llamado: “Un bosque para la Transición y el Compromiso con la Vida”, que contó con la participación de los funcionarios que están próximos a jubilarse y niños del programa Paladines, en el que los adultos hicieron entrega simbólica de árboles a los niños, los cuales simbolizan la herencia que le dejan a los más pequeños para que protejan el medio ambiente, y se realizó  la siembra de estos en compañía de los asistentes a esta jornada.

Al final de esta actividad fue ubicado un letrero, para que este espacio quede en el recuerdo como “Un bosque para la Transición y el Compromiso con la Vida”.

Participar de la Gran Sembratón Nacional es importante no solo para cumplir con las metas del Gobierno Nacional, la Gobernación y Cornare, sino porque los árboles tienen múltiples beneficios para el medio ambiente: proporcionan aire para respirar, reducen la temperatura del aire, filtran los contaminantes urbanos y las pequeñas partículas, regulan el flujo de agua y mejoran su calidad, mitigan el cambio climático al absorber CO2 y capturar carbono, proveen alimentos como frutas, hojas y fruto seco, y aumentan la biodiversidad urbana al suministrar hábitat, alimentos y protección a plantas y animales, entre otros.

“Cuando sembramos un árbol, sembramos vida. Acompáñennos en esta jornada nacional, vamos a decirle al mundo una vez más que Colombia es un actor principal en la lucha global contra el cambio climático y que el país está conectado con sus metas ambientales. Lo he dicho en diferentes escenarios y hoy lo repito: si Colombia respira bien, nosotros respiramos mejor”, dijo Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Las instituciones y personas que quieran sumarse a esta jornada nacional por su cuenta, deben escoger una planta nativa de su municipio o departamento con una altura superior a 50 centímetros, elegir un lugar propicio para la siembra (cuencas, rondas hídricas, nacimientos de agua, zonas abastecedoras de acueductos, áreas protegidas nacionales y regionales, reservas forestales, áreas destinadas a la reconversión productiva, territorios colectivos o comunidades étnicas); asegurarse de que el sitio no sea agreste, con suelos rocosos, de alta pendiente, con altos niveles de erosión o movimientos en masa; evitar perímetros con paso de cables de alta tensión, tuberías de acueductos, gasoductos, oleoductos u otro tipo de infraestructura que pueda alterar el desarrollo del material vegetal, y reportar su siembra en la plataforma oficial https://contador5m-mads.hub.arcgis.com/ para que sume a la meta regional y nacional.

¿Cómo sembrar?

Primero, se debe cavar un hoyo que tenga una profundidad de dos veces el tamaño del recipiente de transporte de la planta y mínimo 30 centímetros de ancho; segundo, hay que retirar las hierbas de alrededor que impidan el crecimiento; tercero, la planta debe ubicarse dentro del hueco con la raíz estirada, buscando que el tallo quede a nivel del suelo; cuarto, se tiene que adicionar la tierra con el abono (orgánico, estiércol de animales de granja); quinto, se recomienda compactar bien alrededor para sacar el aire, y, por último, humedecer la planta con suficiente agua.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*