La gracia tiende hacia Dios y las virtudes

11. La naturaleza tiene inclinación a las criaturas, a la propia persona, a las vanidades y a las conversaciones, mientras que la gracia tiende hacia Dios y las virtudes, renuncia a la criatura, huye del mundo, abomina los deseos carnales, no va de un lado para otro perdiendo el tiempo y se avergüenza de aparecer en público.

Lea también: La gracia es compasiva y abierta

Fuente: Tomas de Kempis. La Imitación de Cristo. Edición Paulinas.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter