La gracia es compasiva y abierta

10. La naturaleza es codiciosa; le gusta más recibir que dar; además de las propias, ama las cosas ajenas. La gracia, por el contrario, es compasiva y abierta, evita la particularidad y se contenta con poco porque juzga que hay más felicidad en dar que en recibir (He. 20, 35).

Lea también: La gracia considera lo eterno

Fuente: Tomas de Kempis. La Imitación de Cristo. Edición Paulinas.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter