Historia religiosa de Sonsón

La historia religiosa de Sonsón comienza en el momento mismo de su fundación, agosto 4 de 1800, y de una manera muy original nuestro fundador, el señor José Joaquín Ruíz y Zapata, ante la ausencia del sacerdote en el mismo acto fundacional, hace el panegírico de los dolores y los gozos de San José y lo declara patrono a perpetuidad de la nueva colonia.

En 1801 la familia Buitrago Grisales trae desde Marinilla en una forma muy devota la venerada imagen de Nuestra Señora de Valvanera y se inicia el culto a Nuestra Señora bajo esa advocación en una pequeña ermita construida en el paraje de El Roble. Allí permanecería por sesenta años esta preciosa imagen para luego ser trasladada al actual santuario.

Lea también: Reconocido Santuario Diocesano la Capilla Nuestra Señora de Valvanera de Sonsón

En 1863 se comienza la devoción a Nuestra Señora de Chiquinquirá en una visita oficial del señor obispo de la época y decreta que la parroquia a perpetuidad esté bajo el patrocinio de Nuestra Señora de Chiquinquirá. La diferencia entre los dos actos, el fundacional y éste, es que el primero es realizado por un laico y el segundo por un señor obispo.

Hacia finales del siglo XIX, (1890) se inicia el culto a Nuestra Señora bajo el título del Carmen, con la actividad de la familia Restrepo Maya quienes construyen una pequeña ermita a la Santísima Virgen María bajo esta advocación en las cercanías de su casa.

En el siglo XX, (1914) arriban la Comunidad del Carmen a residir en Sonsón y con ello va a recibir un impulso fortísimo la devoción a Nuestra Señora del Carmen.

1950 la coronación canónica y el primer año de la imagen de la Virgen del Carmen y en 1954 la de Nuestra Señora de Valvanera.

En 1957 creación de la Diócesis de Sonsón y el precioso templo parroquial de granito se convierte en catedral.

1968 creación de la Parroquia de San José y en 1972 puesta en funcionamiento la nueva catedral a la que le falta aún mucho por construir.

Ya en el siglo XXI, septiembre 5 de 2015, recoronación de la venerada imagen de Nuestra Señora de Valvanera.

Por: Pbro. Javier Toro Osorio

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter