Naturaleza Vs gracia

2. La naturaleza es astuta, arrastra a mucha gente, la enreda y engaña y se pone a sí misma por fin. La gracia, en vez, obra con sencillez, huye hasta de las simples efigies del mal, no tiende lazos engañosos y cumple todas las cosas por Dios en el cual, como conclusión, hallará su descanso.

Lea también: Capítulo 54 | Las opuestas inclinaciones de la naturaleza y de la gracia

Fuente: Tomas de Kempis. La Imitación de Cristo. Edición Paulinas.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter