¡Feliz Año 2016 Natural!

Este año exige grandes retos, significa 366 días para dirigir todos nuestros esfuerzos al cumplimiento de los objetivos propuestos en las diferentes áreas de nuestra vida, tanto personal, como familiar y profesionalmente. ¡Que así sea!

Como Medio de Comunicación Digital Independiente nos sentimos comprometidos con el Desarrollo Social, Cultural, Comunitario y Sostenible que tendrá el Territorio durante éste y los próximos años. Así que tenemos la responsabilidad de unir las Subregiones mejorando en la Cultura del Cuidado y la Protección del Medio Ambiente.

Este año el Planeta podrá avanzar hacia su Conservación en la medida que los Gobiernos adopten los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los acuerdos firmados en la conferencia Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21).

La Paz de Colombia, sedienta nos ruega nuestro verdadero compromiso y amor por el hermano, por el que más necesita de nuestra compasión, para que durante este Año de la Misericordia, asumamos el compromiso de vivir a la luz de la palabra de nuestro Señor Jesucristo para cambiar nuestra vida y la forma de habitar el mundo.

El Santo Padre Francisco publicó el año pasado la Encíclica Laudato Si’, mi’ Signore, un manual santo que nos invita a cuidar y respetar la casa común, la casa de todos los que habitamos este sorprendente planeta. Este nuevo cambio de conciencia nos exige llevar al campo la Paz de Dios para traer a las ciudades la tranquilidad y el bienestar social para todos.

Una manera sencilla de contribuir con el planeta es adoptando la Cultura ECO. Cada uno puede hacer el mayor aporte del mundo, desde reutilizar las bolsas plásticas y cabullas, hasta la separación de los residuos orgánicos  y reutilizables. La Cultura ECO implica acoger nuevas costumbres y buenos hábitos, incentiva el uso de la bicicleta y el desarrollo de nuevas fuentes de energía renovables. Involucra la cultura peatonal y el cumplimiento de las normas de tránsito, la reducción del ruido, del uso del carro y de los gases efecto invernadero. 

Para los Gobiernos que se suben en la bicicleta del cuatrienio, significa un cambio positivo a la Misión de construir entre todos un Territorio bien planificado, pertinente y acorde a sus necesidades, con espacios dignos y de libre acceso para todas las personas.

En los municipios surgen varias ideas de las necesidades de crecimiento y desarrollo, que al unificarlas, permiten identificar los proyectos de Región para la Inclusión, la Educación, la Cultura y el Deporte, concibiendo nuevos modelos de ciudad y entornos más resilientes, la clasificación de zonas pesadas y de trabajo industrial. Sin embargo, deben prevalecer los oficios y tareas del campo, encontrando más y mejores formas de producir frutas y hortalizas.

Cada día deben ser más los parques verdes y las ciclo rutas que conecten las comunidades, los municipios y la región, garantizando a los ciudadanos un contacto directo con la naturaleza, ordenado y limpio. Igualmente, el ecoturismo se debe convertir en una fuente de ingresos para las familias campesinas donde se promueva la exploración de los lugares ecoturísticos y se incentive a su cuidado y protección.

¿Cómo podemos alcanzar un crecimiento verde más compatible con el clima?

Primero que todo debemos aprovechar lo que existe haciendo lo que actualmente se hace de una manera diferente y mejor. Incorporando prácticas productivas sostenibles, y apuntándole a la eficiencia en el uso de los recursos disponibles y a la reducción de riesgos asociados al clima.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*