Grupo de jóvenes buscan ser útiles a la sociedad

En el municipio de Abejorral un grupo de jóvenes con problemas de drogadicción e inmersos en actos de vandalismo, piden perdón y manifiestan querer resocializarse entregando las armas corto punzante, absteniéndose de consumir drogas ilícitas y evitando cualquier acto de vandalismo.

El hecho se realizó voluntariamente a principios del mes de mayo con el apoyo de la policía nacional y la mediación del periodista Heriberto de Jesús Amaya, director de la revista La Voz del Pueblo al Día, quien desde hacía varios días venía dialogando con estos jóvenes invitándolos a que se reintegraran  positiva a su comunidad.

Los jóvenes encontraron en el periodista Heriberto una persona de confianza para realizar su proceso y, a través de él, encontrar el apoyo de los actores público y privados que pudiesen orientarlos con su decisión.

Heriberto buscó el apoyo del Sociólogo y Conciliador en Equidad, Germán Ramírez, quien se reunió con los jóvenes para hacer un acompañamiento buscando alternativas. 

Como primera medida presentaron ante la alcaldía municipal un derecho de petición solicitando fijar la mirada hacia a ellos y hacia todos los jóvenes de la localidad que por diferentes circunstancias hoy están sumidos en las drogas y en los actos delictivos, para que desde el gobierno local y departamental les brinden el apoyo necesario y la educación pertinente, de tal modo que puedan disfrutar de una vida agradable y productiva.

A su vez, en un acto de paz y reconciliación, tres de estos jóvenes entregaron a la policía las armas corto punzante bajo su poder e hicieron una pancarta donde expresaron su deseo de salir adelante confiando en la ayuda de la comunidad y las autoridades gubernamentales. La pancarta dice lo siguiente:

Aquel que pierde dinero, pierde mucho; aquel que pierde un amor o un amigo, pierde más; aquel que pierde la fe, lo pierde todo.

“Esto lo empezamos con una marcha por las calles de Abejorral, con pancartas, invitando también a la juventud que se unan a nosotros sin desconfianza y a las autoridades que nos den la oportunidad de ser útiles a esta sociedad que lo que necesita es vivir en paz”

Juan David Botero Toro.

Educación, empleo y recreación son las necesidades básicas que requieren este grupo de jóvenes con edades entre los 17, 18 y 21 años.

Desde que ellos decidieron resocializarse, en el municipio han reducido significativamente las riña, y todo acto de vandalismo.

Esperamos que estos jóvenes se acojan a los diferentes programas que ofrece la administración municipal y que desde estas instituciones les brinden el acompañamiento necesario.

Resaltamos la labor del periodista y director de la revista La Voz del Pueblo al Día, Heriberto de Jesús Amaya por ser un comunicador para la mediación y la paz.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*